Ciencias

6df9caa7cfea0917de5dc64f258ee412_article[1]Científicos estadounidenses, inspirados en la película ‘Terminator’, aseguran haber creado nuevas partículas biónicas mezclando semiconductores inorgánicos con proteínas orgánicas.

Tras un sinfín de largos experimentos, científicos de las universidades de Michigan y Pittsburgh lograron obtener partículas biónicas a través de un ‘cóctel’ inusual: la mezcla de sustancias orgánicas con semiconductores, informa ‘The Guardian’.

Como aseguraban los mismos investigadores de EE.UU., durante sus experimentos no buscaban ‘esclavizar’ el mundo creando un ejército de robots, sino inventar un nuevo biocombustible, aseguran.

Las partículas microscópicas que tienen potencial para crecer hasta el tamaño de un Terminator, están compuestas de teluro de cadmio, que se utiliza en la fabricación de paneles solares y del citocromo C, una proteína vegetal que acelera el transporte de electrones durante el proceso de fotosíntesis. Una mezcla de estos elementos permite reproducir el proceso que permite a las plantas convertir la luz solar en energía.

Según los científicos, si eligen de manera correcta el tamaño y la composición de las enzimas de partículas biónicas, estas serán capaces potencialmente de autorreplicarse. Esto significa que la perspectiva de creación de una raza de cíborgs capaces de recuperarse de forma independiente puede no estar muy lejos.

kid-in-front-of-junk-food[1]Los científicos estadounidenses han demostrado que la comida chatarra puede convertirse en un vicio para los niños, comparable con la adicción al alcohol y las drogas de los adultos.

De acuerdo con la investigadora Ashley Gearhardt, que se centra en la adicción a la comida en la Universidad de Michigan, EE.UU., los alimentos altamente procesados pueden conducir a signos clásicos de la adicción, como la pérdida de control, tolerancia y abstinencia.

La revista ‘Time’ informa que varias investigaciones realizadas en este ámbito sugieren que la relación de los niños con los alimentos se parece mucho a la adicción tradicional al alcohol o las drogas. Esto podría poner al menor en peligro grave en la edad adulta.

Según Gearhardt, los niños pueden ser más propensos a la adicción que los adultos, porque sus cerebros aún no han desarrollado el control de impulsos. La investigadora señala que la exposición temprana a los alimentos adictivos podría conducir al peor control de los impulsos más tarde en la vida, lo que puede llevar a vicios mucho más peligrosos.

La mejor manera de mantener a los niños sanos, según Gearhardt, es eliminar la posibilidad de comer comida chatarra en todas las áreas de su vida empezando en la casa y terminando en la escuela, en vez de simplemente darles un mayor acceso a frutas y verduras. “Nadie se vuelve loco por el brócoli o come fresas hasta que vomite. Si estos niños están tan acostumbrados a comer comida chatarra otros alimentos simplemente no pueden competir… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico