Cuba

Roberta_S_JacobsonUna nueva ronda de negociaciones entre Cuba y EE.UU. arrancará el 15 de marzo, y su objetivo será alcanzar un acuerdo para el próximo mes sobre la apertura de embajadas en las dos capitales, ha comunicado un representante del Departamento de Estado, informa ‘The Washington Post‘.

La Secretaria de Estado Asistente, Roberta Jacobson, viajará a La Habana para reunirse con su homóloga cubana, Josefina Vidal. Esta será la tercera ronda de negociaciones después de la que se realizó en la Habana en enero y la que se llevó a cabo en Washington en febrero.

prensa03[1]La directora general del departamento dedicado a EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, aseguró que la segunda ronda de negociaciones entre Cuba y EE.UU. ha sido productiva y que espera que en las próximas semanas se generen cambios significativos en las relaciones bilaterales.

Vidal ha asegurado que la delegación estadounidense “está trabajando” para sacar a la isla caribeña de la lista de países patrocinadores del terrorismo con el fin de crear “el contexto adecuado” para reabrir las embajadas.

Hemos tenido progresos en la reunión de hoy“, destacó Vidal durante la rueda de prensa que tuvo lugar en Washington después de las conversaciones de este viernes.

Vidal además negó que la isla pusiese como condición para abrir embajadas salir de la lista de países patrocinadores de terrorismo.

“No hemos establecido enlaces entre la reapertura de embajadas y la eliminación [de Cuba] de la lista de patrocinadores del terrorismo” de EE.UU., señaló.

Por su parte, la secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, informó que EE.UU. espera abrir su embajada en La Habana antes de la Cumbre de las Américas que se realizará en Panamá en abril.

Jacobson aseguró que Washington quiere avanzar “lo más rápido posible” para establecer su representación diplomática en Cuba.

Jacobson dijo que EE.UU. informó a Cuba de que ambos procesos, el restablecimiento de relaciones diplomáticas y sacar a Cuba de la lista, son separados, pero que el Departamento de Estado estudiará el asunto.

Además, Cuba pidió que… Sigue leyendo

Havana capitolCuba destaca la no intervención de EE.UU. en los asuntos internos de la isla, como punto clave para la estabilización de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Durante el segundo día de los diálogos bilaterales en La Habana, la jefa de Asuntos de América del Norte de Cuba, Josefina Vidal, recordó que sin el levantamiento del bloqueo de Cuba la normalización bilateral sería imposible, y llamó al presidente estadounidense Barack Obama a establecer un diálogo honesto con su Congreso.

Al mismo tiempo, la jefa de delegación cubana acentuó que “Cuba no renunciará a sus intereses a cambio del levantamiento del bloqueo”.

También sostuvo que es esencial quitar a Cuba de la lista estadounidense de los países patrocinadores del terrorismo.

Por su parte, la jefa de la delegación estadounidense, Roberta Jacobson, prometió que el restablecimiento de las relaciones bilaterales se efectuará con base a acuerdos mutuos y normas internacionales.

Dijo que los esfuerzos para normalizar las relaciones irán más allá de la apertura de embajadas y que es una cuestión de tiempo arreglar problemas clave como el aumento de los diplomáticos norteamericanos en la isla.

Las relaciones diplomáticas y bancarias centraron la agenda del segundo día de los diálogos en La Habana este jueves.

También se consideró la ampliación de la cooperación contra las epidemias, la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico y otros asuntos de interés mutuo.

Memorial_marti_havanaLa política de visados y los problemas migratorios son algunos de los asuntos tratados en las reuniones entre la delegación de Estados Unidos y representantes cubanos. El mayor obstáculo en el acercamiento entre los dos países podrían ser los daños financieros recíprocos

El daño económico ocasionado a la nación isleña por el bloqueo norteamericano, considerando la depreciación del dólar frente al valor del oro, asciende a más de un billón de dólares, indica el informe presentado ante la ONU.

A su vez, Washington tiene sobre la mesa una indemnización por las nacionalizaciones realizadas hace más de 50 años. En total son unas 6.000 solicitudes admitidas a trámite, tanto de empresas como de ciudadanos norteamericanos que tenían propiedades en la isla caribeña.

“Cuando Cuba hizo las leyes de expropiación de las empresas estadounidenses, la ley establecía un término en el cual las empresas podían reclamar el valor de lo que les habían nacionalizado”, dijo Néstor García Iturbe, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de MINREX.

Más allá de los cálculos, la compensación quedó como punto clave y uno de los más controvertidos de la agenda bilateral. Desde Cuba aseguran que en su momento aceptaron la denuncia y eligieron la venta de azúcar como forma de pago. Sin embargo, poco después la Casa Blanca cesó de forma definitiva las importaciones de ese producto cubano.

La suma total reflejada en las peticiones de las empresas y ciudadanos estadounidenses con el paso del tiempo ha crecido considerablemente. Algunos cómputos indican que… Sigue leyendo

El compañero Silito

Dados los acontecimientos de los días recientes y de hallarnos en las vísperas del pleno restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, lo que yo he dado en proclamar como “la guerra ha terminado” (sí, una parodia del último parte de Franco para anunciar el fin de la Guerra Civil Española, y también título de la preciosa película de Alain Resnais, con Yves Montand e Ingrid Thulin y el guión de Jorge Semprún en su buena época), el fallecimiento hoy, 20 de enero de 2015, en West Palm Beach del brigadier general Francisco Tabernilla Palmero, que fuera el jefe de la Casa Militar del Presidente Fulgencio Batista y de la fuerza de élite de su ejército, la División “Alejandro Rodríguez”, me parece algo más que un requerimiento cuasi obligatorio para un hombre de 94 años: es decididamente simbólico.

Hace más de 10 años escribí un libro (duerme en una de mis gavetas) sobre los últimos días de Batista o lo que serían las vísperas de la Revolución Cubana. Silito, apenas una llamada de mi parte, fue mi más entusiasta colaborador. Luego mantuvimos la amistad. Incluso hasta una vez me presenté en su casa con el general Rafael del Pino. Pasamos la mañana y un almuerzo formidable. Yo, gozando. Dos generales de fuerzas enemigas al final del servicio en un restaurante “latino” de West Palm Beach mirando hacia el techo a ver cuál de los dos se hacía cargo de la cuenta. Bueno, ese es… Sigue leyendo

800px-Sunrise_in_Havana[1]La apertura de sector privado y la posibilidad de recibir inversiones extranjeras ha cambiado drásticamente el día a día en Cuba. Se abre un nuevo abanico de oportunidades para la población.

Medios opositores al Gobierno cubano afirmaban que “un cubano necesitaría 700 años de salario para poder comprar una casa” con sus ahorros, pero con el visto bueno de las autoridades a que una serie de profesiones puedan ejercerse de manera privada, este “cálculo” tendrá que ser corregido.

En este sentido, la apertura de negocios por cuenta propia brinda nuevas posibilidades de mejorar la calidad de vida e incrementar los ingresos personales de los cubanos, ya que pueden cobrar más que sus homólogos en establecimientos estatales. Taxista, peluquero o traductor son algunas de las cerca de 200 ocupaciones que conforman esta “lista”.

De esta forma el sector privado ha crecido considerablemente, generando una gran competencia y obligando a los nuevos propietarios a mejorar sus servicios.

Además, tras la aprobación de la ley de inversión extranjera, los cubanos tienen más facilidades a la hora de obtener dinero para sus proyectos. “Bajaron los impuestos para que todas las personas tuvieran la posibilidad de abrir su propio negocio”, relata Yodelkis Vázquez, dueño de un hostal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa decisión de EE.UU. de aliviar algunas restricciones comerciales y financieras sobre Cuba, que entra en vigor el viernes, es el primer paso concreto del acercamiento entre La Habana y Washington y del movimiento del presidente estadounidense, Barack Obama, hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, escribe Reuters.

“А fin de cuentas, tenemos que levantar el embargo sobre Cuba, espero un debate sano en el Congreso, pero no preveo que vaya a suceder inmediatamente”, afirmó Obama durante su rueda de prensa anual. Por su parte Raúl Castro dio la bienvenida al deshielo y a la normalización de relaciones bilaterales.

Las enmiendas han sido aplicadas con la intención de abrir el comercio y el apoyo a los ciudadanos cubanos, pero los estadounidenses ahora también podrán viajar al país sin pedir  permisos especiales. Aerolíneas y agencias de viajes podrán ofrecer un servicio a Cuba sin una licencia específica. Los turistas estadounidenses podrán utilizar tarjetas de crédito en sus viajes a Cuba y llevarse suvenires por un total de 400 dólares, incluidos 100 dólares en alcohol o tabaco.

Las regulaciones facilitan también las relaciones entre Cuba y EE.UU. en áreas de telecomunicaciones e instituciones financieras. Los estadounidenses podrán enviar más dinero a Cuba: 2.000 dólares en vez de 500 cada tres meses.

Google+
Google+

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Suscríbete a El Latino Semanal
Comercial El Latino Semanal