Economía

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, perdió 15,63% en 2018, su peor caída desde la crisis financiera global en 2008, cuando se desplomó en 24,23%.
Asimismo, el mercado de valores mexicano cerró un año marcado por la alta volatilidad en 41.640,27 unidades, su nivel más bajo desde 2012.

Este año, el peor día para la BMV se había registrado el 26 de noviembre cuando llegó a 39.427,28 unidades, su peor nivel desde marzo de 2014, ante la preocupación de que la Administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, eliminara algunas comisiones bancarias.

Otros momentos de volatilidad en el mercado bursátil mexicano fueron las elecciones del pasado 1 de julio y la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, imponiéndose su construcción en la Base Militar de Santa Lucía.

Para la agencia Reuters, la BMV es “impactada mayormente por dudas sobre el nuevo Gobierno además de preocupaciones sobre el crecimiento global y el comercio”.

Este 31 de diciembre, en un mensaje de fin de año, López Obrador aseguró que la economía de México se encuentra estable.

“La economía está bien, está estable, a pesar de que es un cambio profundo, no se manifestaron desequilibrios financieros, aunque no hay que echar las campanas al vuelo, hasta se fortaleció el peso en diciembre, con relación al dólar (…) también las bolsas de valores se mantuvieron en equilibrio, a pesar de que en diciembre en Estados Unidos hubo caída en… Sigue leyendo

La guerra comercial desatada por el presidente estadounidense, Donald Trump, ha provocado pérdidas mil millonarias para EE.UU. y China, revela un informe.

La economía de EE.UU. y China pierde alrededor de 2,9 mil millones de dólares anuales debido a los aranceles impuestos sobre la soja, el maíz, el trigo y el sorgo, indicó Wally Tyner, el economista agrícola de la Universidad estadounidense de Purdue.

La interrupción del comercio de productos agrícolas ha perjudicado a ambas partes, agrega el reporte —citado el viernes por la agencia británica Reuters—; no obstante, resalta, China como mayor importador de soja del mundo ha sufrido más pérdidas.

Desde la imposición en julio pasado de un 25 % de aranceles a importación de soja de EE.UU. en represalia por los gravámenes impuestos por parte de Washington, Pekín ha estado comprando este producto, principalmente, a Brasil, añade Reuters.

Según cifras ofrecidas por el Departamento de Agricultura de EE.UU., el total de exportaciones agrícolas estadounidenses a China durante los primeros 10 meses de 2018 se redujo en un 42 % respecto al año anterior.

“Es algo que está pidiendo una resolución (…) Es una pérdida para ambos, Estados Unidos y China”, apostilló Tyner.

Debido a esta situación, el reporte pone de manifiesto que las pérdidas pueden motivar al inquilino de la Casa Blanca y su homólogo chino, Xi Jinping, a resolver su disputa comercial antes de la fecha límite del 2 de marzo.

De hecho, un reporte anual elaborado recientemente por el Centro de Investigación Económica y Empresarial de Londres (CEBR, por sus siglas en… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes