EE UU

Cannabis_sativa2[1]Un nuevo medicamento para combatir la epilepsia a base de marihuana tiene grandes posibilidades de llegar al mercado después de sus “exitosas pruebas clínicas”, informa la prensa británica. Aunque la muerte de dos menores empaña el proceso.

Epidiolex, que así se llama el nuevo medicamento, se está ensayando en niños con el síndrome de Dravet y otras formas de epilepsia, y que no responden a los medicamentos comunes, informa ‘The Independent’. Su fabricante, GW Pharmaceuticals, ha dado a conocer que más de 60 niños han manifestado una bajada en las convulsiones. Los efectos secundarios más comunes, que son somnolencia y cansancio, se han podido ver en cinco de cada diez casos.

Sin embargo, 26 de los 151 niños que participaron en la investigación han experimentado efectos serios, dado que su organismo no aceptó el tratamiento: 2 niños fallecieron. Desde GW Pharmaceuticals aseguran que sus muertes no guardan relación con las pruebas.

Esperanzas
Elizabeth Thiele, doctora y la directora del Programa Pediátrico de Epilepsia del Hospital General de Massachusetts (EE.UU.), dijo que los primeros resultados dan mucho ánimo y prometen un gran futuro para el medicamento. “Creo que Epidiolex tiene potencial para convertirse en un avance importante del tratamiento”, comentó Thiele.

El medicamento, que no tiene efectos alucinógenos, es un líquido a base de cannabidiol depurado extraído de plantas de marihuana, que crecen legalmente en una locación secreta en Reino Unido. Maria Roberta Cilio, la doctora que estudia el efecto del medicamento en el Hospital Benioff en San Francisco (EE.UU.) dijo… Sigue leyendo

1280px-090414-M-4689B-001[1]En el marco de la nueva iniciativa del Pentágono, las Fuerzas Armadas de EE.UU. reclutarán a jóvenes inmigrantes sin documentos legales, paso que les ayudará a obtener la ciudadanía.

Una parte de los inmigrantes ilegales en EE.UU. tendrá la oportunidad de unirse a las Fuerzas Armadas estadounidenses, según la nueva ley del Pentágono publicada el pasado jueves, informa el periódico ‘Military Times’.

Las nuevas reglas ampliarán el programa existente, que permite el reclutamiento de ciudadanos extranjeros con capacidades especiales, particularmente idiomas raros, entre ellos el persa, árabe, chino, georgiano, coreano, indonesio, así como asistencia médica.

Por primera vez, el programa, conocido como MAVNI, siglas de ‘Military Accessions Vital to National Interest’ (‘Participaciones Militares Vitales para los Intereses Nacionales’), se aplicará a los inmigrantes con visas a condición de que hayan llegado a EE.UU., con sus padres con menos de 16 años. Concretamente, deberán ser seleccionados bajo la ley del 2012 conocida como ‘Acción Aplazada para Llegadas de Niños’ (DACA, por sus siglas en inglés).

La nueva iniciativa del Pentágono, según el diario, podría convertirse en la primera fase de los esfuerzos del Gobierno para facilitar la naturalización de inmigrantes. El programa estipula que los inmigrantes que se unan a las Fuerzas Armadas no deberán pasar la fase de la “tarjeta verde” y que recibirán los pasaportes estadounidenses tras pasar el servicio militar.

El Departamento de Defensa busca reclutar a 1.500 personas al año en el marco del nuevo programa. Según las estadísticas, hay entre 1,2 millones y 2,1 millones de… Sigue leyendo

4ab3b3f3875d5b11c647190008de066a_article[1]La discriminación racial está en auge en el mercado laboral de EE.UU. Así lo manifiesta el caso de un joven de origen hispano que, cansado del rechazo laboral, realizó una pequeña modificación a su nombre y luego le llovieron las ofertas de empleo.

José Zamora se pasó durante meses buscando un empleo acorde a sus capacidades. El joven enviaba diariamente entre 50 y 100 currículos a los anuncios de trabajo que encontraba en Internet, pero jamás recibía respuesta. Su suerte cambió radicalmente cuando un día tomó la decisión de eliminar una letra de su nombre, informa ‘The Huffington Post’.

El joven decidió quitarle la ‘s’ a su nombre. De esta forma, José Zamora pasó a convertirse en ‘Joe Zamora’, un nombre con aire más anglosajón. Con su ‘nueva’ identidad volvió a enviar su currículum a las empresas de su interés. Pocos días después la bandeja de entrada de su correo electrónico estaba llena de ofertas de empleo. No paraban de llegar.

“Mi nombre es José Zamora y tuve que quitarle una letra a mi nombre para obtener mi puesto de trabajo”, afirma el joven en un video en el que relata su experiencia. Según explica, ‘Joe’ no modificó nada más en su currículo excepto esa letra. Lo que había hecho era, simplemente, ‘blanquearlo’.

Teniendo en cuenta la situación de Zamora no cabe duda de que la discriminación está presente entre los empleadores a la hora de evaluar a los candidatos en función del nombre o la raza del mismo. Consiente… Sigue leyendo


flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Suscríbete aqui Gratis a El Latino Semanal
Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes
/

Estoy anunciando la publicación hoy de mi libro con toda la historia del famoso caso Padilla y mi intervención en este episodio de 1971, un volumen en el que además de mis memorias y del testimonio de participantes hasta ahora en las sombras, expongo una significativa cantidad de documentos inéditos que estuve recolectando durante años, incluidos informes y análisis de la Seguridad del Estado cubana, de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de las cancillerías chilena y británica y bien reforzado este material con fotografías y facsímiles. La edición impresa se encuentra disponible en Amazon. En los próximos días aterriza en Altamira Libros, de Coral Gables. 219 Miracle Mile Coral Gables, FL 33134 Tel: (786) 717 5093