Politica

f92e6d6fe37ec2adec5e4d1b58231e2c_article[1]El expresidente colombiano Álvaro Uribe ha reconocido que no tiene pruebas contra el actual mandatario, Juan Manuel Santos tras haber afirmado que en el 2010 su campaña recibió dos millones de dólares de narcotraficantes.

Uribe se reunió con el procurador Alejandro Ordóñez para entregar la información sobre el supuesto ingreso de dinero del narcotráfico a la campaña de Santos entre el 2010 y el 2011. Al respecto, Uribe se limitó con palabras no confirmadas y renunció a presentar las pruebas de estas acusaciones ante la Fiscalía.

No he recibido información contra la persona del presidente
“No he recibido información contra la persona del presidente pero sí serias y graves informaciones contra su campaña”, se justificó Uribe citado por ‘El Tiempo’.

Insistió que no entregará información sobre el tema en la Fiscalía, al considerar que el ente, a través del fiscal general, Eduardo Montealegre, lo pre juzgó por el delito de fraude procesal. Además, alegó falta de garantías.

Uribe está apoyando al candidato opositor Óscar Iván Zuluaga, quien disputará con Santos la Presidencia del país en la segunda vuelta de las elecciones el 15 de junio. Según los expertos, la victoria de Zuluaga significa “el regreso del paramilitarismo brutal que amenazaría a toda la región”.

06df8383c2b809cff5a9c7a100a03fc1b_article[1]La Ucrania de hoy, igual que el Chile de 11003, está viviendo cambios históricos. El proceso no es fácil y parece que el país no podrá pasarlo sin ‘un Pinochet’ ucraniano. Sin él, puede ser que no haya ni reformas”, asegura el analista Ivan Kompan.

Mientras Ucrania sirve de arena de combates por las zonas de control entre oligarcas y agrupaciones armadas extremistas, a los que los medios occidentales en general definen como ‘luchadores por la libertad’, la revista ‘Forbes’ propone su peculiar opinión de lo que necesita el país: desde su punto de vista, a Ucrania le hace falta “un Pinochet”.

“Fue Pinochet quien cimentó el andamiaje que permitió convertir a un país retrasado en una de las economías más exitosas de América Latina […]. Lo prueban tanto la nota ‘A’ de la agencia S&P como el puesto vigésimo en la lista de los países menos corruptos”, argumenta Ivan Kompan en su columna en ‘Forbes’. Y recomienda la misma receta a Kiev, aunque sin mencionar la represión que acompañó al ‘milagro’ chileno: admite los asesinatos y la tortura de decenas de miles de personas, pero el único comentario que hace al respecto es que “la figura de Pinochet en la historia es ambigua”.

Una economía destruida, pobreza, desconfianza y discrepancias entre diferentes partes del país son los rasgos comunes entre la Ucrania de hoy y el Chile de 11003, prosigue Kompan. Pero subraya una diferencia clave: “Hace 40 años en Chile apareció un estratega que prometió poco, pero hizo… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes