Imprima esta historia Imprima esta historia
Los migrantes esperan sus entrevistas de ciudadanía en una oficina del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. en Nueva York.

Trump ataca otra vez a los migrantes, pero esta vez a los legales y dice que les negará residencia definitiva o ciudadanía a los que reciban ayudas sociales.

En su línea dura contra los migrantes, el presidente estadounidense ha anunciado este lunes una nueva normativa diseñada para que los migrantes legales con bajos ingresos no puedan ingresar o permanecer en el país.

La Administración estadounidense va a reducir la cantidad de migrantes legales a los que se les permitirá ingresar o residir en el país, al facilitar el rechazo de las solicitudes de los permisos de residencia, conocidos como “tarjetas verdes” (green cards), o algunos visados. 

“Una vez que esta norma sea implementada y sea efectiva a partir del 15 de octubre los funcionarios migratorios van a considerar que si un extranjero recibió o recibe algunas de las ayudas señaladas esto va a ser considerado como un factor negativo al examinar su caso”, ha indicado en una rueda de prensa Ken Cuccinelli, director interino de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Esta nueva medida afectará a los procesos dirigidos a conseguir la nacionalidad peticionada por millones de migrantes, la mayoría de origen latino, que trabajan en empleos mal pagados y que dependen de ayudas sociales para vivir, incluidos los subsidios para vivienda, el seguro de salud público Medicaid y los bonos para comprar alimentos.

“Esta acción va a ayudar a asegurar que si un extranjero entra o permanece en Estados Unidos deba mantenerse a sí mismo y no depender de ayudas sociales”, ha afirmado la Casa Blanca en un comunicado.

La negativa de EE.UU. a aceptar migrantes ha ido en aumento desde la campaña electoral de Trump en 2015, cuando en uno de sus mítines prometió construir “un muro” en la frontera con México, de unos 3200 kilómetros, para evitar la entrada de personas sin papeles en regla.

Desde entonces, Trump ha dispuesto diversas medidas contra los indocumentados, entre ellas, militarizar la frontera con México, detener a miles de migrantes irregulares y separar a los padres de sus hijos que habían logrado entrar en suelo estadounidense.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la normativa migratoria adoptada por el mandatario estadounidense recorta drásticamente los derechos básicos y libertades para quienes los reúnen y no está en línea con las obligaciones internacionales.

En Estados Unidos hay cerca de 22 millones de extranjeros que residen legalmente en el país.

Fuente: https://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/435306/ciudadania-inmigrantes-ayudas-sociales


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico