Foto CachoPor: Gualberto Milán 

¿Que es más importante?, ¿saber lo que es?, ¿o como se hace sátira?. 

Hacer sátira no es fácil, a satirizar no se aprende, se nace con ese ingenio, con esa agudeza tan particular. Debemos ridiculizar algo ya establecido, pero con un toque humorístico. Algunos dicen que hacer llorar  no es difícil, con una buena entonación y un poema que llegue al alma se logra hacer llorar. 

Pero hacer reír no es para cualquiera y peor aún cuando la risa debe expresarse de un pensamiento que viene solo, sin estudio previo, sin planearlo, casi, casi, en forma natural. La sátira se puede llevar a la escena, pero en ese momento se convierte en parodia. En un teatro repleto y con un espectáculo montado es durísimo llegar claramente a la sátira y entonces todo queda en la parodia. 

La parodia que es parecida pero no igual. La parodia es menos punzante, es menos trabajada, no puede llegar a todos los espectadores de la misma manera. 

La sátira, claro que nace con los griegos, por supuesto, no podía ser de otra manera. 

Entonces nació en una esquina cualquiera de Atenas, con un filósofo que se levanto de mal humor y en contra de todo lo establecido. Me imagino que el próximo paso fue escribir satirizando y ya es un poco más fácil.  

El que escribe, modifica, cambia, su lápiz es un cincel y el papel un trozo de arcilla sin forma ni color, entonces de esa manera se puede satirizar, nadie sabrá si tardaste dos minutos en armar tu sátira o dos días. 

Vamos a los ejemplos, hay uno que es bien claro y muchos conocenaunque ya no está entre nosotros pero para hacer sátira era un genio. 

Se trata de nada más y nada menos que de Alvarez Guedes, tengo algunos discos suyos y me gustan sus chistes, pero donde aparece en toda su dimensión es en la escritura, en sus libros. Quién tenga la oportunidad de leer ‘’De la vida, de la muerte y otras mierdas más’’, se deleitará con este señor que sabia bien lo que era hacer sátira. Otro fantástico era Groucho Marx, el de ‘’Los Hermanos Marx’’, el que usaba bigote, lentes y un caminar semi agachado que era su sello de fábrica. 

Groucho era una sátira caminando, siempre tenía lo ridículo a flor de labios y al decirlo nos hacía desternillar de la risa. Lo realmente difícil es hacer sátira gráficamente hablando, dibujando diría yo. Pongamos un ejemplo exitoso, los comics de ‘’Mafalda’’, el ‘’Condorito’’ peruano, la revista ‘’Perfil’’ que nació en el año 1983 en Argentina y fue inolvidable, una verdadera producción que lo único que hacía era satirizar. La sátira nunca es ofensiva, porque cuando se acerca a la ofensa, te hace desfruncir el sueño y la sonrisa aflora sola, sin que nadie la llame, espontanea – creo que así se dice – y aprovechando la ocasión les diré que eso de libre expresión, suena bonito, pero vivimos en una sociedad donde casi todos somos dependientes unos de los otros. Se imaginan lo que sería el mundo si todos dijéramos lo que realmente quisiéramos decir en ciertos momentos de la vida. O si cada uno pudiera y tuviera el poder de saber que están pensando los otros de las cosas que nos rodean…recuerdan lo famoso de aquello de contar hasta diez antes de hablar, no creo que nadie niegue lo sensato de esa frase. 

Google+
Google+

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Suscríbete a El Latino Semanal
Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes
Alquileres en Cuba
Casa de lujo con piscina y ranchón en la zona residencial de La Habana excelente para vivir y rentar, estilo casa quinta con 4 habitaciones, una de ellas tipo suite y cuatro baños, uno de ellos exterior (en la piscina) con áreas comunes muy amplias (visibles en las fotos) , terrazas techadas y no techadas, amplio jardín con árboles frutales, piscina, cocina y cuarto de lavado con closet.
El ranchón pude usarse para el disfrute de los que la viven o como cafetería-paladar. Area para parqueo para hasta 6 autos, 2 techados. Generador eléctrico propio incluido (15 Kw). Total 1400 ms cuadrados, de ellos 500 construidos.
Avisar a Eduardo telf fijo 011 53 7831 1660 telf móvil 011 535 498 3229


PR Newswire