Imprima esta historia Imprima esta historia

Por: Gualberto ‘’Cacho’’ Milán

Estadio_Monumental_display[1]Fue el segundo y final partido por la Copa Sudamericana. El primero jugado en Colombia había salido 1 a 1 y este era el bueno.

Primer tiempo bastante parejo con una sinrazón en fútbol, pues el equipo colombiano mandó en el medio de la cancha gracias a una gran labor de sus volantes. Pero cuando llegaba al área se diluía, era absorbido por la defensa de los ‘’millonarios’’. Atlético Nacional volcó el juego sobre la izquierda, cuando el lado derecho de su ataque fue la que le dió el primer gol en el primer partido. Hubo un par de tiros libres y la ceremonia previa a estos hizo pensar que se convertirían en gol. Primero que las faltas fueron lejos del arco defendido por Barovero y segundo que a este golero de River no es fácil hacerle un gol y menos de tan lejos. River quiso atacar y lo hizo esporádicamente, hubo un par de remates peligrosos, especialmente uno de afuera del área ensayado por el uruguayo Sánchez, una pelota dificilísima que el arquero Franco Armani echó al corner en gran forma. Entonces esta es la sinrazón, en fútbol cuando un equipo domina el medio campo es el que tiene más posibilidades de ganar…y así nos fuimos al descanso.

Volvieron los jugadores, volvieron los jueces y a a comenzar otra vez.
River Plate un poco más entonado, con más ganas, Atlético Nacional no se salía de su libreto, dominio en el medio juego e inoperancia en el área contraria.

El espectáculo mayor estaba en las tribunas, 60.000 personas que cantaron, gritaron y aplaudieron todo el partido. A unos diez minutos de comenzado el segundo tiempo viene un nuevo corner a favor de River. Lo tira con precisión milimétrica Leonardo Pisculichi y entra el defensa Gabriel Mercado para de cabeza vencer la resistencia heroica de Armani. Uno a cero y pelota al medio, siente el cimbronazo del gol Atlético Nacional y River se le va arriba buscando el segundo gol. Un segundo gol que ya el Estadio lo estaba palpitando y cuatro minutos más tarde llega otro corner para River que lo tira Pisculichi con comba hacia afuera – la manera correcta – y entra Germán Pezzella para concretar el dos a cero. Yo pregunto, ¿en los corners donde estaban los defensas del Atlético Nacional?, todos hombres de buena estatura que se dejaron cabecear dos pelotas adentro del área. Hace unos cambios deseperados el técnico de los ‘’cafeteros’’, entra Murillo, Guisao y Cárdenas, pero ya estaba ‘’todo el pescado vendido’’ y River Plate se llevó La Copa Sudamericana.

Podemos señalar a dos grandes figuras de este equipo Campeón…Marcelo Barovero y Leonardo Pisculichi.


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico