Imprima esta historia Imprima esta historia
Washington, 13 may (Prensa Latina) Cerca de 173 mil 500 adultos indocumentados cruzaron la frontera de México hacia Estados Unidos en abril de este año, 3,0 por ciento más en relación con marzo, informaron hoy fuentes oficiales.
 

Datos de las autoridades migratorias norteamericanas evidencian que a pesar de que la atención de la opinión pública se centra en la presencia de niños solicitantes de asilo, las personas mayores solteras protagonizaron en el mes pasado dos de cada tres encuentros con las fuerzas que custodian el límite binacional.

Esta es la cifra más alta desde abril del 2000, a pesar de que la mayoría de los detenidos fueron rápidamente expulsados del país bajo los poderes federales relacionados con la pandemia de la Covid-19.

Esas disposiciones niegan el derecho a solicitar asilo, y muchas personas intentan cruzar varias veces, señaló este jueves un comentario de la agencia Associated Press.

Los adultos solteros, más de la mitad de ellos de México, impulsaron el aumento de la actividad de la Patrulla Fronteriza, que en abril enfrentó 108 mil 301 encuentros de este tipo, 12 por ciento más que en marzo.

Casi nueve de los 10 encuentros de adultos terminaron en expulsiones bajo la mencionada autoridad relacionada con la crisis sanitaria, que comenzó a implementarse durante el mandato del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Dicha medida continuó bajo la administración de Joe Biden, con la diferencia de que el gobernante demócrata exime a los niños no acompañados de la expulsión, y les permite permanecer en Estados Unidos durante las gestiones para solicitar asilo.

Mientras tanto, las autoridades procesaron 17 mil 171 niños que viajaban solos en abril, 9,0 por ciento menos que los 18 mil 960 de marzo, pero muy por encima del máximo anterior de 11 mil 475 informado en mayo de 2019 por la Patrulla Fronteriza, que comenzó a publicar cifras en 2009.

Algunos oficiales de control fronterizos actuales y anteriores dicen que la atención masiva a las familias y los niños no acompañados consume el tiempo de los agentes y facilitó que los adultos solteros y los traficantes de drogas eludan a las autoridades.

Entidades relacionadas con la inmigración reconocen que los agentes están pasando 40 por ciento menos de tiempo patrullando y más en procesar, preparar comidas, así como en tareas relacionadas con el aumento de la presencia de menores en la zona.

La administración Trump solía llevar a adultos mexicanos lejos de la frontera con la esperanza de disuadirlos de volver a cruzar, pero según informes oficiales la reincidencia se mantiene inusualmente alta, pues 29 por ciento de las personas expulsadas en abril ya habían sufrido ese procedimiento antes.

 

Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico