EE UU

kid-in-front-of-junk-food[1]Los científicos estadounidenses han demostrado que la comida chatarra puede convertirse en un vicio para los niños, comparable con la adicción al alcohol y las drogas de los adultos.

De acuerdo con la investigadora Ashley Gearhardt, que se centra en la adicción a la comida en la Universidad de Michigan, EE.UU., los alimentos altamente procesados pueden conducir a signos clásicos de la adicción, como la pérdida de control, tolerancia y abstinencia.

La revista ‘Time’ informa que varias investigaciones realizadas en este ámbito sugieren que la relación de los niños con los alimentos se parece mucho a la adicción tradicional al alcohol o las drogas. Esto podría poner al menor en peligro grave en la edad adulta.

Según Gearhardt, los niños pueden ser más propensos a la adicción que los adultos, porque sus cerebros aún no han desarrollado el control de impulsos. La investigadora señala que la exposición temprana a los alimentos adictivos podría conducir al peor control de los impulsos más tarde en la vida, lo que puede llevar a vicios mucho más peligrosos.

La mejor manera de mantener a los niños sanos, según Gearhardt, es eliminar la posibilidad de comer comida chatarra en todas las áreas de su vida empezando en la casa y terminando en la escuela, en vez de simplemente darles un mayor acceso a frutas y verduras. “Nadie se vuelve loco por el brócoli o come fresas hasta que vomite. Si estos niños están tan acostumbrados a comer comida chatarra otros alimentos simplemente no pueden competir… Sigue leyendo

9c5f2f2a4149fd726e16d3c1e019c152_article[1]El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, llamó a los cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea a ayudar a crear un “nuevo orden mundial para el siglo XXI”.

“Creo que particularmente ustedes tienen una increíble oportunidad para liderar en la conformación de un nuevo orden mundial para el siglo XXI de una manera consistente de acuerdo con los intereses estadounidenses y los intereses comunes”, dijo Biden en la ceremonia de graduación dirigiéndose a los cadetes.

El vicepresidente también señaló que después de las campañas en Irak y Afganistán, hay que “orientar activos militares y de inteligencia [de EE.UU.] hacia otras partes del mundo donde son más necesarios”.

Nos enfrentamos a nuevos retos. Y estos retos requieren que EE.UU. continúe liderando en el mundo.

Por su parte, el presidente del país norteamericano, Barack Obama, durante su discurso, ofrecido esta semana en la Academia Militar de EE.UU. (conocida como West Point), habló reiteradamente de la excepcionalidad de su nación. “Mi conclusión es que EE.UU. debe liderar siempre en el escenario mundial. Si no lo hacemos nosotros, nadie más lo hará”, afirmó el mandatario.

No obstante, algunas de sus declaraciones contradicen la realidad y muestran que el presidente, al parecer, se preocupa por la disminución de la autoridad de su país en el mundo.


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico