Imprima esta historia Imprima esta historia
Washington, 7 ago (Prensa Latina) Los miembros del Congreso de Estados Unidos podrían iniciar hoy su receso de verano sin llegar a consenso sobre un nuevo paquete de ayuda federal para amortiguar el impacto de la pandemia de la Covid-19.
 

Cuando se desconoce si habrá más negociaciones en los próximos días, la reunión de tres horas la noche del jueves entre los principales negociadores de la Casa Blanca y del Capitolio no hizo más que señalar con el dedo las diferencias sustanciales entre demócratas y republicanos, destacan medios locales de prensa.

Ambas partes han fracasado durante semanas en la búsqueda de fórmulas para renovar las prestaciones de desempleo, los cheques de estímulo directo, las protecciones contra el desalojo y la financiación a los gobiernos locales que se promulgaron por primera vez a finales de marzo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; y el jefe de gabinete, Mark Meadows, negociadores del presidente Donald Trump; y los líderes demócratas Nancy Pelosi y Charles Schumer, trataron de acercar sus posiciones presionados por el vencimiento de tales beneficios.

Sin embargo, ‘seguimos estando considerablemente alejados’, dijo Mnuchin, mientras Pelosi culpó a la otra parte de no tomar ‘el virus con seriedad en el inicio, y no tomar con seriedad las consecuencias del virus en este momento’.

Por eso es tan difícil alcanzar acuerdos, subrayó la presidenta de la Cámara de Representantes.

Entretanto Trump advirtió que como los demócratas abandonan las pláticas dictará órdenes ejecutivas para lograr sus objetivos.

Los economistas alertan que si no se elabora otra respuesta fiscal importante a la recesión provocada por la pandemia, millones de estadounidenses podrían verse forzados a correr un riesgo financiero mayor y no será posible una recuperación más amplia.

Hace casi una semana que venció el subsidio adicional de 600 dólares por desempleo y alrededor de 15 días desde que expiró una moratoria a los desalojos. Además, está casi al límite la fecha para que los pequeños negocios soliciten más préstamos al Gobierno para seguir operando.

Mientras tanto, la propagación del coronavirus SARS-Cov-2 persiste en muchos estados y cerca de 30 millones de personas siguen necesitando de la ayuda por la pérdida del trabajo.

El nuevo proyecto legislativo, llamado Ley HEALS, propone reducir el beneficio de desempleo ampliado de 600 a 200 dólares hasta el 5 de octubre. Desde ese día y hasta finales de año, la asistencia federal ofrecería un nuevo beneficio equivalente al 70 por ciento del salario que solían percibir antes de perder su puesto laboral.

Un reporte del diario The Hill confirmó que, de momento, la recuperación del mercado laboral se ralentizó debido al aumento de los casos de la Covid-19 y la desaparición del estímulo fiscal.

 
Fuente: https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=387831&SEO=congreso-de-ee.uu.-sin-acordar-paquete-de-ayuda-por-la-covid-19

Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico