Imprima esta historia Imprima esta historia

En su cuarto día de operación “Margen Protector”, el Ejercito israelí intensifica sus ataques contra objetivos de Hamás en Gaza, aunque de momento no lo hace con la incursión de la infantería. El desarrollo de esta operación está acompañado de constante s lanzamientos de misiles de las brigadas Qassam, el brazo armado de Hamas, sobre el territorio israelí. En Tel Aviv y Jerusalén, las alarmas suenan a diario, y aún más a menudo en las poblaciones cercanas a la Franja. Con la ofensiva aérea, Israel pretende debilitar a Hamas para evitar su rearme.

En las últimas 24 horas ha atacado aproximadamente 210 lugares en el enclave palestino como lanzaderas de cohetes de largo alcance, instalaciones de Hamás, subterráneos para el contrabando de armamento o complejos donde se entrenan grupos armados. En total, suman 1.090 objetivos por mar y aire desde el inicio de la ofensiva el 8 de julio.

Desde el inicio del intercambio, Hamas y la Yihad Islámica, un grupo radical aliado, lanzaron 530 cohetes y obuses contra Israel. El sistema antimisiles interceptó 120, según el Ejército.

Balance de cuatro días de operación

El balance, en cuanto a daños humanos se refiere, reporta, tras cuatro días de ofensivas, al menos un centenar de muertos en Gaza, además de 670 heridos, mientras que un cohete de Hamas alcanzó una gasolinera que dejó un herido de gravedad, lo que sería el ataque palestino más fuerte.

Uno de los ataques más alarmantes por parte de Hamas ha sido el de tres cohetes contra Dimona, una instalación nuclear iraelí  al sur del país, pero no se registraron daños en el reactor.

La Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha indicado que el número de víctimas civiles palestinaspresenta serias dudas sobre si la operación militar de Israel en Gaza cumple con las leyes internacionales. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rebate esta tesis y acusa a los líderes de Hamás de utilizar a la población como escudos humano.

Obama se ofece a mediar

El presidente de EEUU, Barack Obama, ofreció este viernes al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, la posibilidad de mediar para lograr un alto el fuego entre Israel y Hamás, y urgió a ambas partes a «restaurar la calma».

Mientras tanto, el propio Netanyahu descarta un alto el fuego “mientras persista la amenaza de Hamás” y los lanzamientos de proyectiles.

De hecho, el Ejército ya tiene todo preparado para iniciar una incursión por tierra tras la movilización de más de 30.000 reservistas. El jefe del Ejército israelí, el general Beny Gantz, aseguró que la incursión terrestre en la Franja de Gaza está ya preparada y pendiente únicamente de una decisión política del Gobierno.

El escudo antimisiles “cúpula de hierro”, a pleno rendimiento

Uno de los elementos más llamativos de esta contienda está siendo el efecto de la “cúpula de hierro”, un escudo antimisiles desplegado por Israel en 2011, y que está permitiendo interceptar muchos de los cohetes que buscan alcanzar localidades israelíes, en algunos casos tan alejadas de Gaza como Haifa, y es que Hamás está desplegando un arsenal capaz de alcanzar distancias de hasta 160 kilómetros.


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico