Imprima esta historia Imprima esta historia

El Artista Plástico Juan Carlos Gayoso tiene una gama de obras dispersa por distintos puntos del mundo, don divino como yo le llamo, son paisajes, figuras apenas sugeridas, olas, barcos, playas, brisa, luces y sombras y tienen la maestría que tiene que tener una obra de arte.

Y es que el maestro Gayoso sabe crear su propio lenguaje, trabajando eso sí en completa libertad. Él se volvió artista desde el día en que verdaderamente quiso hacer arte, como lo hicieron Goya o Picasso. Es una vocación muy grande, muy clara y en su caso a muy temprana edad, 8 años, empieza su proceso creativo, el más bello del mundo, el más excitante y el que no tiene fin.

Arropado de una gran sencillez, conversamos vía telefónica desde Caracas con Juan Carlos y la charla fue mágica, es que el habla y se emociona. En muchas de sus pinturas siempre está presente Venezuela, esas son sus raíces aunque no es el país en donde nació, es uruguayo, pero la sangre venezolana corre por sus venas, y aunque dispuesto a comerse el mundo llegó primero a la Argentina pasando después por Rio de Janeiro.

“El artista plástico realmente siempre busca una motivación, un por qué, o la finalidad para plasmar. En mi largo recorrido me encuentro con este maravilloso país que ofrece una exuberante vegetación y una cantidad de micro climas que derivan en la inmensa policromía de colores y diversificación geográfica. Tú te puedes encontrar con unos Andes nevados, con desiertos, llanos, sabanas, praderas o unas playas con aguas que se debaten entre el color azul turquesa o el verde esmeralda, realmente ni tres vidas me bastarían para plasmar toda esa belleza. Son tantos los escenarios naturales y tan bonitos incluyendo su folklor, que son una motivación muy particular para el artista. Esto se registra ya obviamente hace muchos años al tomar la nacionalización y representar como artista venezolano, en el exterior, nuestras maravillas”, dice Gayoso.

‘Amanecer en Caracas’ es una hermosa pincelada con suaves y delicados colores.

Son esos momentos que capta el artista muy puntuales y precisos, momentos en donde trata de rescatar ese rayo fugaz de luz, de trasparencias y de efectos que causan la naturaleza.

“También influye mucho el sentimiento y aunque el arte es de Dios, yo simplemente soy una herramienta que trasmite gracias a Él y de manera muy hiperrealista, abordando temas y siendo lo más minucioso y humanamente posible para tratar, dentro de mis posibilidades, de trasmitirle al observador no solamente lo que capto sino que sienta la vibración y los elementos fundamentales, no solo para apreciar la obra, sino que en este caso, cuando vean una manzana sienta su olor”.

El 20 de Mayo, Juan Carlos estará en la inauguración de la 5a.Trienal Internacional de Acuarela, a realizarse en el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo de Santa Marta, Colombia, en donde se reunirán artistas, críticos de arte e invitados especiales.

“Tengo que ir por ese maravilloso Colombia que yo adoro. Fuimos seleccionados algunos acuarelistas a nivel internacional y tengo el honor de participar prácticamente por segunda vez. Esa costa Colombiana también hay que plasmarla por lo bella, es muy lindo disfrutar y convivir con su gente maravillosa”.

Además de pintor, el maestro es restaurador de obras de arte, escultor y diseñador gráfico, ‘Damas con Glamour’ es su próximo proyecto a realizar.

“Estarán saliendo a fin de año o principios del 2016. Damas con Glamour es la expresión de lo que es una Dama en sus manifestaciones textuales, su elegancia y su dulzura. Es todo un homenaje realmente a la mujer y ese homenaje lo gozo, lo plasmo y lo proyecto en base a una escultura, significando todo lo que enamora el glamour de una mujer”.

Desde el inicio en las artes plásticas, nos confiesa que tiene una deuda que aún le falta por pagar.

“A mi hermana Graciela Rosas, es que en casa de herrero cuchara de palo, (risas), le tengo una deuda muy grande y lo digo públicamente, voy a pintarle una marina aunque se merece diez, pues hasta el día de hoy ella me ha inspirado muchísimo asi como mis amistades. Mi primer paisaje recuerdo que fue un rayo de luz y se lo hice a mi madre, adoraba mis paisajes, y a mi papá como su profesión era marino mercante, le hice prácticamente lo que el denominó su retrato marino de la época, con su gorra y su pipa”.

Atardeceres

El maestro Juan Carlos Gayoso respira arte y lo trasmite con entusiasmo. Cuenta con una imaginación inagotable, la que le produce esa emoción de estar pintando. Mirar su arte es todo un placer y un goce pleno de admiración.

 


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Preparacion de Impuestos. Maximo re-embolso. Malqui Tax