Edición Impresa

Presos caminan en una prisión en Washington D.C., la capital estadounidense.

Las cárceles de EE.UU. sufren una mala situación por el brote de la COVID-19, donde unos 100 mil presos podrían morir por el virus, según un informe.

El diario estadounidense The Washington Post publicó el lunes un informe donde indicó que hasta el momento se han registrado más de 35 800 contagiados y 345 muertos en las cárceles del país norteamericano, entre presos y personal penitenciario, debido al nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19.

En Estados Unidos, según el informe, habita el 21 por ciento de la población carcelaria del mundo que son casi 2,3 millones de individuos, revelando que un 40 por ciento de esas personas sufren al menos una afección crónica, como asma

o diabetes, enfermedades que aumentan el riesgo de contraer la COVID-19.

El encarcelamiento masivo constituyó una crisis en la salud pública mucho antes de la pandemia, pero ahora la situación llegó a un punto límite”, explicó Udi Ofer, director de la División de Justicia de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Las prisiones en EE.UU., que no están haciendo pruebas básicamente de la COVID-19, según las palabras de Ofer, están permitiendo que el virus se propague, abriendo la puerta a muertes masivas.

En este sentido, el informe desatacó que una de las organizaciones pro derechos humanos en Estados Unidos advierte que en caso de que no se mejore el sistema penitenciario del país de forma urgente, es posible… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico