Ciencias

Santiago de Chile, 8 jun (Prensa Latina) La primera planta de Concentración Solar de Potencia (CSP) de América Latina, fue inaugurada hoy en el desierto de Atacama, con lo cual Chile da un paso más en el avance de las energías renovables.
 

Esa planta, ubicada en el Cerro Dominador, en el municipio de María Elena, Región de Antofagasta, consta de un sistema fotovoltaico ya en funcionamiento, y un sistema solar térmico inaugurado este martes y que tendrá una potencia instalada de 110 megavatios.

Entre ambos generarán una capacidad total de 210 megavatios y suministrarán energía limpia a la red eléctrica chilena.

A diferencia del fotovoltaico, el innovador sistema solar térmico utiliza directamente el calor del sol empleando 10 mil 600 espejos, conocidos como heliostatos, con una superficie de 140 metros cuadrados cada uno.

Estos concentran la luz solar en un receptor de calor ubicado en lo más alto de una torre de 250 metros de altura.

A través de este receptor circulan sales fundidas a una temperatura de 560 grados centígrados que transfieren el calor a un circuito que impulsa una turbina de vapor para generar electricidad.

Una especial característica del sistema solar térmico es que gracias a su tecnología funciona incluso sin luz solar directa, garantizando así la producción de electricidad durante todo el día.

En la inauguración, a la cual asistió el presidente Sebastián Piñera, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, explicó que este es un ambicioso proyecto iniciado en 2014 y concluido el pasado año… Sigue leyendo

Los indígenas tsimane bolivianos tienen la mejor salud cardiovascular del mundo, por lo que pueden ser clave en retrasar el envejecimiento, indica un estudio.

Un equipo de investigadores internacionales ha descubierto que los indígenas tsimane de la Amazonia boliviana experimentan menos atrofia cerebral que las poblaciones occidentales. En su caso, la disminución de sus volúmenes cerebrales con la edad, un signo de demencia, es un 70 % más lenta.

Aunque los habitantes de las naciones industrializadas tienen acceso a la atención médica moderna, son más sedentarios y llevan una dieta rica en grasas saturadas. En cambio, los tsimane tienen poco o ningún acceso a la atención médica, pero son extremadamente activos físicamente y consumen una dieta rica en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra, señala el estudio, publicado el miércoles en el ‘Journal of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences’.

Nuestro estilo de vida sedentario y nuestra dieta rica en azúcares y grasas pueden estar acelerando la pérdida de tejido cerebral con la edad y haciéndonos más vulnerables a enfermedades como el Alzheimer. Los tsimane pueden servir de referencia para el envejecimiento saludable del cerebro”, afirma el autor del estudio, Hillard Kaplan, profesor de Economía de la Salud y Antropología de la Universidad de Chapman, que ha estudiado a los tsimane durante casi dos décadas.

Los investigadores incluyeron en su estudio a 746 adultos tsimane de entre 40 y 94 años. Esta etnia captó la atención de los científicos cuando un estudio anterior descubrió… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico