EE UU

El presidente de EE.UU., Joe Biden, prorroga hasta 2022 la declaración de emergencia contra Cuba aprobada en 1996.

Biden envió una proclamación al Congreso en la cual aseguró que “sigue existiendo la necesidad de continuar con esta emergencia nacional, que impide la entrada de cualquier embarcación registrada en Estados Unidos en aguas territoriales cubanas”, argumentado que, de no hacerlo, se facilitaría la migración masiva de cubanos al territorio estadounidenses.

El 24 de febrero de 1996, La Habana derribó dos avionetas que transportaba a opositores cubanos y personas de diversas nacionalidades.

El Gobierno cubano insiste en el derecho de defender su soberanía aérea, ya que dichas avionetas habían violado el espacio aéreo de la isla para divulgar “material propagandístico” contra el Gobierno del entonces presidente Fidel Castro.

La aludida proclamación fue emitida el 1 de marzo de 1996 en durante la Presidencia de Bill Clinton (1993-2001), la cual suavizada, aunque mantenida en el mandato de Barack Obama (2009 – 2017), pese a que él restableció las relaciones con Cuba en 2014.

De acuerdo con las autoridades cubanas, los daños acumulados en seis décadas por el férreo ensañamiento de los políticos norteamericanos a la isla ascienden a 144 413 millones de dólares.

Fuente: Biden prorroga un año más declaración de emergencia contra Cuba | HISPANTV

EE.UU. se está poniendo ansioso de que América Latina recibe las vacunas chinas COVID-19, mientras que los acuerdos de Pfizer con la región parecen lentos.

Estados Unidos considera como una “amenaza” a su patio trasero, la creciente cooperación de las empresas chinas en materia de vacunas con los países latinoamericanos, entre ellos, Uruguay que recibirá su primer lote de Sinovac el jueves, según publicó el martes el diario chino Global Times.

Conforme subraya la nota, Argentina, México, Perú, Chile, Colombia, y Brasil son los Estados que hasta ahora han acogido principalmente o esperan recibir la vacuna de fabricación china.

Sin embargo, precisa el texto, algunos medios y ciertas figuras estadounidenses acusan a China de intentar ganar influencia en los países en desarrollo, con la llamada estrategia de “diplomacia de la vacuna”.

En este sentido, el periódico estadounidense Wall Street Journal, ha publicado esta semana una nota con el mismo enfoque titulado “China despliega la vacuna anti-COVID-19 para fomentar influencia, poniendo a EE.UU. Al margen”.

También, la agencia estadounidense de noticias The Associated Press, informó que la creciente influencia económica y diplomática de China en la región ha preocupado a los políticos estadounidenses, quienes han calificado al gigante asiático como una “amenaza a la seguridad nacional”.

A su vez, expertos chinos, citado por Global Times, han rechazado estas acusaciones, denunciando la mentalidad de suma cero del país norteamericano.

Los acuerdos de… Sigue leyendo


Select Your Preferred Language to Read this Site

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Preparacion de Impuestos. Maximo re-embolso. Malqui Tax