Ciencias

Preview
Un reciente estudio de científicos estadounidenses ha permitido descubrir unas inusuales cadenas de ARN que ayudan a las células del cáncer a sobrevivir.

 

 

 

Los científicos de la Universidad Case Western (EE.UU.) han descubierto cadenas inusualmente largas de ARN que evitan la muerte de las células del cáncer de colon y contribuyen a su crecimiento descontrolado, reporta el portal científico EurekAlert.

En comparación a otros ARN, estas cadenas no portan información sobre la secuencia de aminoácidos de las proteínas y se llaman ARN largos no codificantes (lncARN). Regulan una amplia variedad de procesos celulares, como el desarrollo y la diferenciación, la progresión del ciclo celular y la apoptosis.

En el estudio publicado en Scientific Reports, los investigadores compararon los niveles de los lncARNs dentro de las células tumorales con los niveles dentro de las células sanas del colon. Como resultado, encontraron más de doscientos lncARNs a niveles significativamente diferentes dentro de las células tumorales en relación con las células normales.

Uno en particular, llamado lincDUSP, estaba presente en niveles elevados en el 91 \% de las muestras tumorales. El aumento significativo sugirió que este misterioso y previamente no caracterizado ARN podría ser cancerígeno.

Asimismo, un nuevo estudio mostró que algunos lncARNs podrían ser el objetivo de los desarrolladores de medicamentos para detener el cáncer de colon.

“Nuestro trabajo demuestra que no solo los genes que codifican las proteínas sino también los genes no codificantes contribuyen a la progresión del cáncer de colon”, explicó Ahmad… Sigue leyendo

Preview
La gran aglomeración detectada se debía a una infección ‘comesesos’, que normalmente ataca los intestinos, que se desvió debido al sida que también padece.


[

Un inmigrante de El Salvador de 31 años ha sido diagnosticado en EE.UU. con una inusual enfermedad cerebral de índole parasitaria. Lo atienden en la Clínica Universitaria de Stanford (Palo Alto, California), donde fue hospitalizado con dolores de cabeza, desconcierto mental y pérdida de equilibrio, según informaron sus médicos en una sinopsis del caso publicada el 10 de mayo en The New England Journal of Medicine.

Los síntomas, propios de los tumores cerebrales, obligaron a los médicos a practicarle ante todo una resonancia magnética del cráneo, la cual evidenció una aglomeración de gran tamaño (8x7x6 centímetros) en la parte superior de los hemisferios, cerca del vértice. Pero no fue un tumor sino un área inflamada del cerebro, consecuencia de una infección.

Images in Clinical Medicine: Trypanosoma cruzi Reactivation in the Brain https://t.co/BqH6dYalIypic.twitter.com/X2TocPBwZf

La cepa fue identificada por medio de un examen citológico de la masa cerebral, donde los especialistas divisaron docenas de microorganismos dentro de las células inmunes, y la posterior secuenciación de su genoma. Se trataba de parásitos protozoo flagelados de la especie Trypanosoma cruzi, que provocan la enfermedad de Chagas, endémica de una veintena de países de América Latina.

El parásito, transferido por algunos insectos, si accede al torrente sanguíneo, habitualmente ataca los intestinos. Los médicos conocen muy pocas ocasiones en que fueran descubiertos en los sesos.… Sigue leyendo

Google+
Google+

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Suscríbete aqui Gratis a El Latino Semanal
Comercial El Latino Semanal
Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes