EE UU

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado el cambio de la política estadounidense respecto a Cuba. “Una Cuba libre es lo que vamos a conseguir pronto”, ha asegurado el mandatario. “Que Dios bendiga a Cuba, que Dios bendiga a Estados Unidos”, ha declarado Trump antes de firmar el decreto.

La nueva línea política prevé mantener el embargo contra La Habana y prohibir los viajes particulares a la isla. La restricción no concierne a los cubano-estadounidenses, que podrán visitar a sus familias en Cuba, asi­ como enviarles remesas.

El Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de EE.UU. implementar¡an las nuevas regulaciones en los próximos 30 días. Los cambios no entrabarían en vigor hasta que ambos departamentos finalicen este proceso que, por su parte, puede durar varios meses.

El objetivo que persigue el Gobierno estadounidense es “que el regimen cubano se responsabilice por la opresión y los abusos de los derechos humanos ignorados bajo la política de Obama”, reza el comunicado oficial de la Casa Blanca. Asimismo, con su política actual Trump pretende “construir la base para que el pueblo cubano pueda desarrollar una mayor libertad económica y política”.

Restricciones económicas

La Administración de la Casa Blanca busca desviar las actividades económicas desde el Grupo de Administración de Empresas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA), tachado de “monopolio militar”. Esto incluye la mayoría de las transacciones relacionadas con los viajes.

Por el contrario, los lazos económicos entre empresarios y entidades estadounidenses con el sector privado cubano serán bienvenidos.

Embargo contra Cuba

La… Sigue leyendo

Google+
Google+

flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



Suscríbete a El Latino Semanal
Libreta de Apuntes. El blog de Norberto Fuentes


PR Newswire