La crisis alimentaria bate récord en EE.UU., donde más de 26 millones de personas no tienen acceso a una alimentación adecuada, revela un informe.

Según los datos ofrecidos por la Oficina del Censo de Estados Unidos, desde el comienzo de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, el número de estadounidenses que no tiene acceso a una alimentación adecuada ha aumentado significativamente, es decir, unos 26 millones de ciudadanos en este país sufren de hambruna, reportó el miércoles el diario estadounidense The Hill.

El estudio detalla que la ciudad de Houston, Texas, constituye el centro del aumento de la inseguridad alimentaria, donde más del 20 % de los adultos y el 30 % de los adultos en hogares con niños informaron que pasan hambre.

Es decepcionante que las dificultades estén increíblemente extendidas, pues gran parte de Estados Unidos dice que no puede garantizar la alimentación de sus familias”, manifestó Stacy Dean, del Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas, en una entrevista con el diario local The Washington Post.

Sin embargo, en el caso de los afroestadounidenses, la cifra es impactante: alrededor del 22 % de las familias negras dijo que habían pasado hambre durante la última semana.

Además, el informe advierte que unos 12 millones de trabajadores perderán sus trabajos a menos que el Congreso actúe antes de finales de año para aprobar un nuevo paquete.

En esta misma línea, el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU., Adam Schiff, mediante un mensaje publicado en Twitter,… Sigue leyendo


PR Newswire

Select Your Preferred Language to Read this Site


flags-38754_640flag_of_spain_and_mexico



https://www.youtube.com/watch?v=kFpzwhYhNg4